jueves, 10 de agosto de 2017

Invisibles. Rostros en un espejo roto. La antología que lucha contra el acoso escolar

La unión hace la fuerza, y si es por una buena causa, es digna de elogio y admiración a quienes desinteresadamente aportan su granito de arena en beneficio de otros. Es ahí donde la solidaridad muestra lo mejor del ser humano.



Hoy os hablo de Invisibles. Rostros de un espejo roto, una antología cuyos beneficios están destinados a la lucha contra el Acoso Escolar. Un proyecto donde han participado diferentes autores y escritores con diferentes relatos: Andrea Tomé, Caro Musso, Dani Padilla, Elena Castillo Castro, Érika Gael, Francisco Javier Silva Sánchez, Inés Díaz Arriero, Lorena Martín, Melanie Rostock, Merche Diolch, Paula de Vera, Paula Gallego, Tania López Parra, Elizabeth López Caballero, @SrtaBebi y @WandererSwift13. Sin olvidar a H. Kramer que la ha maquetado y diseñado.

Hace unos meses salió a la venta, está disponible en Amazon en ebook (click aquí para comprar) y en preventa en papel (Click aquí para comprar) y sus beneficios irán única y exclusivamente a ACANAE. Así que si quieres aportar tu granito de arena en la lucha contra el acoso escolar y el ciberacoso hazte con esta antología solidaria.
Podéis encontrar la ficha de GOODREAD dando click aquí

Asi que si os interesa y llama la atención este libro donde se ha volcado sentimiento, solidaridad y compromiso, con relatos que con toda seguridad no tienen desperdicio y nos darán una lección moral a la vez que sensibilizarnos de este problema que desgraciadamente habita en nuestra sociedad, apoyaréis también la lucha de esta asociación con la compra de la antología en cualquiera de sus formatos.

¡Muchas gracias por leer esta entrada!

Sorteos en los que participo 2

Sorteos en los que participo: 



El Blog "Adictas románticas" 
sortea 16 ejemplares en papel por su 2º Aniversario
Para más info y consultar bases, cliquead aqui



El "Blog de W3ndy" 
sortea 1 ejemplar en papel de Pasajera de Alexandra Braken.
Para más info y consultar bases, cliquead aqui




El  Blog "Daydreaming... about real love" 
sortea 1 ejemplar en papel de Invisibles. Rostros en un espejo roto,
una antología benéfica contra el acoso escolar y el ciberacoso.
Para más info y consultar bases, cliquead aqui


viernes, 4 de agosto de 2017

Reseña Hija Única - Anna Snoekstra

Información 

Titulo Original: Hija única (Only daughter)
Autor: Anna Snoekstra
Editorial: Suma
Género: Narrativa extranjera, thriller, misterio.
Cubierta: Tapa Blanda
ISBN: 9788491290681
Páginas: 352


Sinopsis

A sus dieciséis años, Rebecca Winter estaba disfrutando del mejor verano de su vida: ganaba algún dinero en un restaurante, tonteaba con un chico mayor y compartía confidencias con su mejor amiga. Hasta que empezaron a sucederle cosas extrañas, como notar una presencia en su dormitorio o sentirse observada. Pese a todo, Bec no fue consciente de lo que le iba a ocurrir... hasta que un día se esfumó sin dejar rastro.
Más de una década después, una joven asegura ante la policía ser la Bec desaparecida y pronto se encuentra viviendo su vida. Abrazando a sus padres. Aprendiendo los nombres de sus amigos. Jugando con sus hermanos pequeños. Pero quizá ni la acogedora familia ni los entusiasmados amigos de Bec sean lo que parecen. Porque mientras comienza a sumergirse en la personalidad de la auténtica Rebecca Winter, la impostora descubre que quien la hizo desaparecer aún anda suelto. Y ella puede estar en peligro inminente.


Opinión 

La novela alterna capítulos del pasado de Bec (año 2003) con los momentos presentes de la joven que usurpa su identidad (año 2014). De esta manera, el lector, al igual que la impostora, va conociendo a los diferentes personajes que conocían a Bec antes de su desaparición, y algunos ya de por si nos empiezan a causar desconfianza por cómo reaccionan o comportan. La cuestión es que su "vuelta" no pasa en absoluto desapercibida, porque... ¿qué pasó realmente con Bec? ¿y si realmente fue asesinada y el culpable sabe que todo es una farsa?  ¿y si su asesino está mas cerca de la impostora de lo que ella cree?

"Se acordó de cuando sus padres habían puesto ese mismo tipo de carteles para buscar a Molly, su gata. Hacía solo una semana que los habían colocado cuando se presentaron en casa con una sorpresa: un gatito muy pequeño, blanco y negro. Hector. A ella (Rebecca) le dio pena ver lo fácilmente reemplazable que les pareció Molly. Como si pensasen que no notaría la diferencia. Había que ser tontos, pensó mientras esperaba sentada en la parada del autobús. En realidad, desaparecer es imposible. Siempre existías en alguna parte."

No niego que estamos ante una trama interesante: chica que se parece físicamente a una desaparecida, toma su identidad. ¿Pero quién es? ¿Por qué ha decidido hacerlo? No va a ser fácil lidiar con su nueva situación de "comodidad": los investigadores quieren saber dónde ha estado todo ese tiempo -once años desde su desaparición-; su círculo de amigos también tiene muchas preguntas... y la farsante ha de ser fría y rápida a la hora de responder todas esas cuestiones, procurando no meter la pata y delatarse. Ya que por muy inteligente que se crea a la hora de manejar la situación, el pasado de Rebecca Winter es terreno peligroso para ella, y la excusa de "estar confundida" no le servirá eternamente.

"Por lo general, cuando la gente se deja engañar tan fácilmente, no puedo evitar considerarlos débiles. Incluso estúpidos."
Pero es que ella no sabe nada de Bec y además para cualquiera es prácticamente imposible hablar sobre temas de alguien que no conoce y que no ha vivido. Sin olvidarnos del inspector de policía que la acribilla a preguntas y está encima suya cada dos por tres en busca de la verdad, que si bien al principio vemos como un pesado, pronto entendemos que "el caso Bec" se lo tomó como algo personal frustrándose por no haberlo resuelto años atrás y deseando hacerlo por todo lo que implicó en él, profesionalmente hablando.

Hay espacio para la trama romanticona, tanto para Bec como para la farsante, y realmente me ha gustado más la de la primera. Somos testigos, en los capítulos de Bec (la del pasado), del amor adolescente: infantil, inocente y platónico. Sientes simpatía por ella y te enternece por su comportamiento con Luke, pues todos hemos estado en su piel. Realmente los pasajes que comparte con él me has gustado mucho, sobre todo cuando se quedan a solas en su cuarto y cuando ella acaba en el suyo. Eso marcará un antes y después en ella. La relativa a la farsante me pareció algo sucio por aprovechar, una vez más, algo que no le pertenecía y hacer daño a un tercero que vivía en una mentira.

Y conforme la farsante se va adaptando y cree haber conseguido su propósito de quedarse con una vida que no le pertenece y disfrutar lo que ésta le ofrece, somos testigos de como la autora encauza la trama de la novela al irrumpir "el mal" en los flashbacks que narran el último mes de la ejemplar y querida por todos, Rebecca Winter, antes de su repentina y misteriosa desaparición.

"De pronto le entraron ganas de preguntarle cómo era volverse loco. Si una parte de ti sabía lo que estaba pasando o si no te enterabas hasta que de pronto te encontrabas sedado, en pijama, en algún psiquiátrico de quién sabía dónde. Pero seguro que, si te preocupabas por el tema, es que no te estaba pasando, ¿verdad? Los ojos castaños claros de Max seguían clavados en ella. Por un instante, le dio la sensación de que podía detectar en ellos la locura, un destello bajo la superficie.
-Llevo muchos años viviendo al lado de tu familia, ¿sabes? - Los ojos de Max no se desviaron de los de Bec ni por un segundo. Como si ni siquiera pestañease.
-Sí, ya lo sé.
-No eres tú sola. Yo también los veo.
Bec empezó a sudar profusamente. Cada poro de su piel en la espalda expulsaba sudor. El cuerpo entero se le volvió pegajoso, húmedo. Él podía ver su locura."

Algo maligno empieza a acechar a Rebecca. Su vida empieza a cambiar del tono rosa a un misterioso gris hasta desembocar en un espeluznante agujero negro. Y tú como lector, necesitas saber qué le ocurrió, quieres respuestas, y confías en que la farsante pueda hallarlas o se revelen de una manera u otra en la novela.

Pero el pasado todavía sigue ahí, la suma de circunstancias y aspectos desconocidos de los personajes continúan estando ocultos, ofreciendo pistas falsas, invitándonos a pensar lo que no es y anticipándonos la sorpresa. Y también la farsante entra en ese "agujero negro" al que se le había invitado, topándose, al igual que el lector, con una resolución macabra, violenta y sobre todo... inesperada.



Realmente me hubiera gustado que la autora no se apresurara tanto en concluir la novela justo cuando está en su parte más interesante. Ha corrido tanto que el lector duda de lo que cree saber y le toca releer para hacer encajar o retorcer lo revelado en el desenlace con las pistas que había recogido anteriormente. Y hubiera preferido, más bien por asegurarme de que no se quedan cabos sueltos, que ella hubiera dado la explicación pertinente durante el punto álgido.

He echado en falta que no se profundizara sobre la chica que se hace pasar por Rebecca. Me hubiera gustado que se ahondara más en su vida pasada y en lo que la lleva a acabar allí. Se cuenta casi de pasada y de manera anecdótica, y realmente había trozos de la vida de Bec que a mi juicio eran prescindibles y que podrían haber sido aprovechados para hablar de ella, ya que alargaban demasiado el misterio y tampoco es que aportaban algo al mismo.

Su narración, si bien es más madura o juvenil dependiendo del pasaje, no ofrece dificultad alguna al lector, es sencilla y directa; por lo que propicia que el libro se lea bastante rápido y que el misterio que permanece presente durante toda la historia te mantenga pegado a sus páginas.

Hija única es una novela psicológica con los mejores componentes de un thriller. Detrás de Rebecca hay sueños rotos, violencia, desesperación, sumergiéndote en una historia donde la tensión va in crescendo hasta culminar en un desenlace que te dejará boquiabierto, desencajando tu aparente seguridad de creer erróneamente como podría acabar y haciéndote despertar de tu torpeza al no haber identificado esas señales cruciales que pasaron ante ti desapercibidas.


Calificación


martes, 1 de agosto de 2017

Sorteos en los que participo 1

Sorteos en los que participo: 


El Blog "Palabras que no debieron ser leídas" 



sortea 1 ejemplar en papel de Mi perfecto sapo azul de Silvia García Ruiz.
Para más info y consultar bases, cliquead aqui


sortea 1 ejemplar en papel de Míster 7 de Nadia Noor.
Para más info y consultar bases, cliquead aqui


viernes, 21 de julio de 2017

Reseña Lady Susan - Jane Austen

Información 

Titulo Original: Lady Susan
Autor: Jane Austen
Editorial: Páginas de espuma
Género: Novela Romántica, Novela Extranjera, Epistolar, Clásico
Cubierta: Tapa Blanda
ISBN: 9788483930687
Páginas: 136


Sinopsis

La maestría de Jane Austen es ya indiscutible en esta novela primeriza en la que asistimos a las intrigas y engaños de una hermosísima e inteligente joven viuda, temida por su fama de seductora. Tan malvada como bella, lady Susan, a quien sólo le faltan riquezas, descubre las flaquezas de los demás y es capaz de calcular los efectos de sus acciones con la precisión de un reloj.
Con ironía y agudeza extraordinarias, Austen retrata la burguesía rural de principios del siglo XIX en esta novela epistolar que algo debe a la inmoralidad propia de la novela dieciochesca. A través de las cartas, el lector va descubriendo, no sin sorpresa, la sutil red que la hábil lady Susan ha tejido para conseguir sus propósitos: casar a su hija con un hombre rico, mientras se distrae acumulando conquistas.


Opinión 

Vayamos primero a la fecha en que fue escrita, sobre 1794 pero fue publicada cincuenta y cuatro años después de la muerte Jane Austen, en 1871. O sea, que es una obra póstuma.

Lo que resalta de esta obra es que está escrita de manera epistolar, o sea, que mediante cuarenta y un cartas donde el lector va descubriendo a los diferentes personajes a través de sus propias palabras. Leyéndolas podemos enterarnos de todo lo que sucede, lo cual es una forma muy particular de contar la historia, además de que la autora al redactarlas las hace directas, con la cordialidad propia de la época y reflejando las emociones de quien las escribe.


En cuanto al catálogo de personajes que se nos muestran, tenemos a Lady Susan, la Señora Vernon (Catherine), la Señora Johnson (Alicia), Frederica y el Señor De Courcy (Reginal), como los principales. Todos bondadosos, compasivos... un conjunto de rasgos positivos que, a excepción de la inteligencia, lady Susan no comparte. También hay otros como el marido de Catherine o el señor Manwaring cuya existencia la sabemos por la alusión que se hace a los mismos en varias cartas, puesto que ellos no escriben ninguna.


Pero la novela no se reduce únicamente a estar compuesta de cartas donde la autora desdibuja las personalidades de los personajes, sino que va más allá. Podemos llegar a conocer perfectamente la psicología de cada personaje y las intenciones más íntimas de cada uno dentro de todo este enredo que Susan Vernon ha creado sólo para sus propios intereses, ya que los mismos las reflejan en las cartas que envían a sus personas de confianza.

Por ejemplo, en las cartas que Lady Susan envía a Alicia, una gran amiga, ella se muestra tal y como es, mostrando su antipatía y carencia de amor hacia su hija y sus intenciones respecto a sus familiares, actitud totalmente inversa a la que describen otros personajes en sus cartas.

"Las intenciones de Lady Susan son sin duda las de la coquetería más absoluta y las del deseo de obtener una admiración universal."

Lady Susan es una mujer viuda, bella e inteligente, que tras un escándalo en Langford que puso fin a un matrimonio y frustró un futuro compromiso, decide refugiarse en casa de su hermano (marido de Catherine) con el propósito de "que pase la tormenta". Sin embargo, aquello no le hará ni pizca de gracia a Catherine, ya que en el pasado tuvieron varios roces, y porque no le apetece tener cerca a una mujer sin escrúpulos como Lady Susan.

Una vez que se instala en Churchill, nuestra protagonista intentará meterse en el bolsillo a sus familiares, a la vez que encandila a Reginal, el hermano de Catherine, ya sea para darle una lección a su cuñada ante su desconfianza o porque necesita a un aliado que la defienda y suavice la hostilidad que su familia profesa hacia ella, quien busca que esté lejos de ellos a toda costa.

Por otro lado, tiene una hija, Frederica, en edad de casarse, y le interesa encontrar esposo para su hija (sí, lo sé, algo muy típico en las novelas de Austen), porque según ella es "tímida y le falta carácter", por lo que pretende emparejarla con un hombre acaudalado al que Frederica aborrece y a espaldas de la familia, ya que están en contra de los matrimonios de conveniencia.
"Algunas madres hubieran insistido en que sus hijas aceptaran tan magnífica oferta en un principio, pero yo no tenía fuerzas para obligar a Frederica a contraer un matrimonio contra el que su corazón se rebelaba; por ese motivo, en vez de adoptar tan tiránica medida, me propongo simplemente hacerle la vida imposible hasta que, de forma voluntaria, se decida a aceptarlo"

No obstante, también es cierto que anda buscando un hombre para ella. Por lo que no es de extrañar que la tenga metida a su hija en un colegio, y busque una vida de soltería para así gozar de los placeres por los que no podría gozar si estuviera ella al lado. O sea, que le "estorba"


Y lo realmente interesante es que Lady Susan, sí, es bellísima, pero por desgracia tiene más caras: manifiesta un mal carácter, es muy manipuladora, arpía y egoísta. Es muy fría y vengativa, nunca se arrepiente de sus actos. Una mujer envidiada por todas y deseada por todos. Eso lo hace poderosa, y cuando el poder se sitúa en manos manipuladoras, capaces de distorsionar cosas, nunca se sabe lo que va a pasar...

"Resulta un placer exquisito dominar un espíritu insolente, hacer que reconozca tu superioridad un individuo predispuesto en contra tuya."

Concebida su protagonista para ser odiada, el lector enseguida la despreciará pero a su vez la admirará por el uso de su astucia para salir airosa de todos los rumores, situaciones y casi descubrimientos que van haciendo los personajes a su alrededor.  Además, estamos ante un personaje muy bien construido.


Si comparamos Lady Susan con otras obras de Austen, nos percataremos de que no contiene la profundidad de las demás (una de sus fortalezas de su prosa son los diálogos), tal vez debido a la forma en que está contada y su longitud, pero tiene tiene su esencia.

La obra está adelantada a su tiempo, ya que aborda el poder que tienen las mujeres sobre los hombres, puesto que se las retrataba como tontas y sumisas. Es interesante comprobar como Lady Susan utiliza sus armas de mujer y todos caen como idiotas a sus pies, dejando patente quien en realidad es el sexo débil. Además, sí, por qué no decirlo: estamos ante una Jane Austen "diferente", y tal vez sea por la madurez con la que la escribió, notamos en sus páginas un contenido más adulto: la búsqueda de placer, deseo y pasión, por iniciativa de una mujer.

"Aunque tal vez nunca mi deseo de dominación había sido tan rotundo. A él le he sometido por completo."  

Aún así, esta dominación y pasión es descrita de manera sutil, sin ser completamente explícitas. Recordemos que la autora era muy correcta y jugaba en los límites que dictaminaba la época que le tocó vivir, sin atreverse a desafiarlos abiertamente.



He de confesar que en ese aspecto, Lady Susan me ha recordado mucho a Las amistades peligrosas de Choderlos de Laclos. Además de coincidir en género epistolar, refleja las relaciones entre personas de la alta sociedad. Susan Vernon comparte con la marquesa de Mertuil sus maneras de entretejer intrigas en beneficio propio, inventar maldades e incluso de seducir a hombres.



Si bien es cierto que Lady Susan me ha encantado,  lo que quizá me haya decepcionado en parte es su final. Justo cuando te encuentras en lo mejor de la historia, cuando la tensión es palpable a través de las cartas... se termina, dejándote con una extraña sensación de desilusión, no por que la historia no valiese la pena, sino porque deseabas saber más. Me pareció demasiado precipitado, y lo considero más un resumen que un verdadero desarrollo.
Si Austen le hubiera dado a este obra más extensión, capaz nos hubiera permitido conocer mejor a sus personajes pero sobre todo habría explotado más a esta protagonista tan compleja y oscura de plasmar.


Altamente recomendable para aquellos que busquen una lectura ligera,  y no consideren el género epistolar como algo confuso o tedioso.  La complejidad que puede tener quizá se encuentre en la forma en que está narrada, como son cartas (no hay diálogos) y eso puede ser tedioso en algunas partes. Pero si tienes paciencia, en cuanto te adentres en sus páginas, todo va fluyendo naturalmente, pues estarán ante un relato muy entretenido con personajes que desde luego se disfrutan.


Calificación





Sorteos en los que participo 3

Sorteos en los que participo: 



El Blog "Se habla de libros" sortea:
un ejemplar en papel de Ya nada es igual de Lisa de Jong
Para más info y consultar bases, cliquead aqui



El Blog "Mi rincón de reseñas" sortea:
un ejemplar en papel de Besos bajo la lluvia de Joana Arteaga
Para más info y consultar bases, cliquead aqui